A continuación presentamos una pieza excepcional ubicada junto a plza. Francesc Maciá. Se trata de un ático dúplex en finca regia actualizada, con gran portería, antiguamente entrada caballerizas, y conserje.

Esta singular vivienda con unas magnificas terrazas y vistas panorámicas sobre la ciudad, ofrece un amplio recibidor a su entrada con luz natural y su baño de cortesía. Desde ese punto entramos a otra antesala donde podemos dirigirnos al gran salón o bien salida a la primera terraza con vistas magníficas de Barcelona. En esta área, hay otra habitación exterior, actualmente despacho.

El salón ofrece la posibilidad de ampliarlo ya que dispone de una espacio colindante con uso de habitación, o bien estudio. En la misma planta, zona interior pero con mucha luz natural, encontramos la gran cocina, cuadrada, muy disfrutable y tranquila. Sin duda, un espacio donde poder pasar horas disfrutando.

En la planta superior tenemos a la derecha, un precioso baño completo con ducha y gran entrada de luz y sol con vistas a la terraza superior. Siguiendo, nos recibe un dormitorio grande, con su amplio vestidor y las escaleras que nos llevan a la terraza mencionada. Desde este punto, las vistas a la ciudad son espectaculares, es un auténtico mirador. Se divisa el mar y todo el skyline de la ciudad.

Una zona exterior muy amplia, y con un sin fin de posibilidades.

Además, el ático cuenta con una tercera terraza superior de 34 m2, accesible desde la habitación principal, y un trastero, proporcionando espacio adicional y versatilidad para adaptar el piso a las necesidades y gustos personales de los residentes.

Con pocos vecinos y servicio de conserjería, este super ático ofrece un estilo de vida exclusivo y seguro. El suelo de parqué añade calidez y elegancia a cada espacio, mientras que el sistema de gas individual garantiza confort y eficiencia energética.

Es el único piso de la comunidad que dispone de plaza de parking. Un gran privilegio en una zona así.

La finca cuenta con ascensores nuevos muy amplios y rápidos.

Sant Gervasi-Galvany es un próspero barrio residencial conocido por sus pastelerías y bistrós refinados, y por el Mercado de Galvany, que ocupa un edificio de ladrillo rojo del siglo XIX en el que se puede comprar carne y queso de la región. Cuando anochece, sus sofisticadas coctelerías y bares de cava son muy populares. En el barrio hay zonas verdes exuberantes, como es el caso del Jardín de Muñoz Ramonet. Tiene un palacio cuyo estilo, dentro del modernismo, sigue las inconfundibles líneas del novecentismo catalán, y está rodeado de jardines paisajísticos, lagos y pérgolas.

Visite esta vivienda , de la mano de Singular Properties.